Futuro y Empleo en 2025 #Tendencias

 


Los cambios de paradigmas y avances tecnológicos en entornos de incertidumbre y complejidad generan profundas transformaciones en el mercado laboral a escala mundial. El futuro del empleo genera mas interrogantes que certezas.
En rigor de verdad, la única certeza que se tiene es que dichas transformaciones serán de sustrato tecnológico y digital.

Las tendencias de los mercados laborales, empleos, oficios y profesiones sugieren un devenir muy diferente a los actuales tiempos. Se puede observar que habrán de surgir nuevas profesiones y ocupaciones en el mundo del trabajo futuro. 
Un dato concreto: El 85% de los empleos y profesiones que se necesitarán en el año 2025, aun no se han creado.

UBICUIDAD DEL EMPLEO
Los espacios o centros de trabajo tradicionales conocidos hasta ahora,  se hallan en proceso de franca extinción. En el futuro mediato, las actividades laborales no se realizarán en estructuras tradicionales de oficinas o establecimientos fabriles, sino que serán llevadas a cabo en espacios virtuales y en diversos marcos temporales. Es entonces que cambia la concepción canónica del espacio-tiempo en el mundo del trabajo.

Fenómenos como la inteligencia artificial, realidad virtual, robótica, cloud o procesamiento de datos excluyente de espacios físicos, habrán de transmutar los actuales sistemas productivos y sociales. En esencia transformarán de raíz la ubicuidad de los sistemas laborales humanos.
Trabajadores y empresas se convertirán en actores económicos omnipresentes y omnidiscentes. Cabe aclarar que utilizo el termino, omnidiscentes, como expresion de la omnidiscencia - del latin omnis, "todo", y discente, "aprender". Utilizo dicho palabra para referirme al atributo de estudiar y aprender todo. El término aquí utilizado es de mi creación.

TALENTO HUMANO
Cambia el entorno y con ello cambian las estrategias de Recursos humanos de las compañias. La búsqueda, selección y contratación de talentos profesionales o recursos humanos competentes ya no se concretará por medio de los clásicos formatos de curriculum vitae y entrevistas personales, sino mediante el uso de tecnologías avanzadas, sustentadas en refinadas bases de datos. Las empresas encararán búsquedas de talentos utilizando bases de datos y logaritmos referidos a postulantes y candidatos a los puestos de trabajo. Las compañías podrán así relacionarse con aquellos perfiles que mejor se adapten a los requerimientos concretos exigidos para las posiciones laborales.

APRENDIZAJE
El paradigma emergente de las tecnologías digitales transformará el mundo del trabajo en el año 2025.

El vertiginoso ritmo de las transformaciones disruptivas requerirá nuevas competencias humanas.Las relaciones de los seres humanos con las tecnologías digitales generarán nuevas políticas y sistemas de educación, capacitación, entrenamiento y aprendizajes.
El rol fundamental de la persona trabajadora será la de un sujeto discente que aprende en el momento. Se valorarán las capacidades de aprendizaje y aplicación de lo aprendido en forma simultánea y a un mismo tiempo.
Dichas modalidades de aprender serán de modo colaborativo, conformando extensas redes de comunidades de trabajo y aprendizaje. 

PERSONAS Y HUMANOIDES
Existen dos enfoques o perspectivas extremas que constituyen un falso dilema sobre las personas, las tecnologías y el futuro: 
1. El escenario del desempleo tecnológico. 
2. La visión ilusoria de la tecnología como panacea del mundo laboral. 

En rigor de verdad, ni lo uno, ni lo otro. Sino que surgirán nuevos modos de concebir las relaciones productivas entre las personas y las  tecnologías digitales.

La tecnologías emergentes no habrán de reemplazar a los trabajadores, pero en rigor, las modalidades de crear, encontrar y desempeñar trabajos cambiarán. El trabajo en si mismo dejará de ser un lugar, para convertirse en un fenómeno de métodos, procesos y finalidades.

En este escenario de nuevas tendencias, los seres humanos, aportarán competencias humanas como creatividad, pasión, imaginación, intelección, emocionalidad ,innovación, educación y una mentalidad evolutiva.
Las tecnologías emergentes aportarán inteligencia artificial, entendida como competencias productivas sustentadas en sistemas escritos en lenguaje de programación. Es entonces que Personas y Tecnologías habrán de converger a un mismo fin, como es el de Crear Valor económico, laboral, social, cultural y sustentable.

EPILOGO
Las compañías y los trabajadores deberán realizar cambios rápidos y adaptativos con la finalidad de no volverse obsoletos ante los nuevos escenarios de cambios. Es necesario dilucidar con inteligencia el dilema de personas y tecnologías. La visión a futuro no consiste en pensar a las personas versus las tecnologías, sino pensar a las personas versus las personas mismas.

......................................... 
Autor: Javier Ríos Tyler. 
Investigador académico. 
eUCMA Estudios en Ciencias de Management. 

 

Anuncios